Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño

http://casacidn.org.ar

Abuelas de Plaza de Mayo encuentran al nieto número 86

Fecha de publicación: 22 febrero, 2007

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo presentó otro hijo de desaparecidos que conoció su verdadera identidad y a sus familiares biológicos luego de haber sido apropiado durante la última dictadura. Se trata de Pablo Hernán Casariego, quien nació en cautiverio en el centro clandestino de detención que funcionó en la guarnición militar de Campo de Mayo, conocido como “El Campito”.

Su madre biológica, Norma Tato, en pareja con Jorge Casariego, fue secuestrada el 13 de abril de 1977 de su domicilio ubicado frente al Jardín Botánico, en el barrio porteño de Palermo.

Una vez que Norma Tato dio a luz, el pequeño y otra beba recién nacida fueron anotados como hijos propios por el matrimonio conformado por el médico del Ejército Norberto Bianco y Nilda Wehrli.

Cuando las Abuelas de Plaza de Mayo iniciaron una batalla judicial en 1985, tras la denuncia de un familiar de Norma Tato, el matrimonio Bianco-Wehrli se fugó junto a los dos hijos apropiados a Paraguay, donde fueron localizados en 1987.

Según indicaron las Abuelas de Plaza de Mayo, la organización consiguió contactarse y convencer a Pablo Hernán para que se sometiera a los exámenes genéticos al margen de toda intervención judicial.

Última modificación: 22 de febrero de 2007 a las 14:24