Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño

http://casacidn.org.ar

Cadena perpetua para Astiz y otros represores en Italia

Fecha de publicación: 15 marzo, 2007

Cinco de los principales represores de la ESMA fueron condenados ayer (15/03) a cadena perpetua por un tribunal de Roma que los consideró culpables del secuestro, torturas y asesinato de tres italoargentinos desaparecidos en ese campo de exterminio de la dictadura militar.

La II Corte de Apelaciones de Roma sentenció a cadena perpetua a los marinos Alfredo Astiz, Jorge “El Tigre” Acosta, Jorge Vildoza y Antonio Vañek y al prefecto Héctor Antonio Febres.

Astiz, quien se encuentra detenido y procesado en la Argentina por varias causas por violaciones a los derechos humanos, ya había sido condenado a perpetua en 1990 por la Justicia de Francia en el caso de las dos monjas francesas.

La sentencia italiana los consideró responsables de “homicidio plúrimo premeditado” de los ciudadanos italianos Angela María Aieta, madre del líder de la Juventud Peronista de la época, Dante Gullo, y de Giovanni Pegoraro y su hija Susana Pegoraro.

Varios testigos confirmaron que los tres desaparecidos estuvieron internados en la ESMA entre agosto de 1976 y 1977. Susana Pegoraro dio a luz a una niña que fue entregada a un suboficial de la Armada y encontrada muchos años después.

Estela Carlotto, la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, que se encontraba en el aula, dijo que la condena representa “un gran ejemplo de justicia”. “Es una reparación simbólica por todos los desaparecidos durante la dictadura”, agregó Carlotto, quien señaló que “éste es un momento que me llena de satisfacción aunque no de alegría”.

El artículo 8 del Código Penal italiano establece la obligación de la Justicia peninsular de hacer estos procesos cuando un ciudadano italiano ha sufrido graves delitos en el exterior, si en el país donde sucedieron los hechos no actuó la Justicia.

Estela Carlotto, que no ocultaba su emoción, recordó que por la ESMA pasaron unas 5.500 personas, de las cuales sobrevivieron apenas un millar.

El fiscal Francesco Caporale había pedido las condenas para cuatro represores y la absolución para Antonio Vañek por insuficiencia de pruebas. Pero el tribunal de nueve magistrados decidió que, en cambio, había pruebas suficientes para condenarlo también a la prisión perpetua.

En el proceso estaba imputado el miembro de la primera Junta Militar y comandante de la Armada, almirante Emilio Massera. Pero su caso fue separado debido al delicado estado de salud del represor.

Hace tres semanas viajó a Buenos Aires el psiquiatra Roberto Tattarelli para establecer si Massera está en condiciones de comprender si acepta o no la jurisdicción de la Justicia italiana. Tattarelli visitó a Massera y para el 16 de mayo se ha fijado la audiencia del caso, en la que el psiquiatra italiano presentará las conclusiones de su peritaje.

Más tarde, en la sede de la provincia de Roma, se realizó una conferencia de prensa. El presidente de la provincia, Enrico Gasbarra, anunció que el texto de la sentencia será impreso y distribuido en las escuelas. “Los jóvenes deben saber y recordar las cosas horribles que pasaron en la Argentina para que no se vuelvan a repetir en ninguna parte del mundo”, dijo.

Las condenas de ayer representan la segunda sentencia en Italia contra represores. En 2000, fueron condenados a cadena perpetua los generales Guillermo Suárez Mason y otros ex represores por otra causa.

Fuente: Diario Clarin- Julio Algañaraz

Última modificación: 15 de marzo de 2007 a las 12:49