Infancia, violencia y televisión

En consonancia con lo que han expresado también organizaciones del campo de la cultura y de la infancia, consideramos que hay una evidente manipulación de los niños que son expuestos como objetos de consumo y diversión de los adultos por un programa que los trata como adultos y les pide que actúen como adultos y que promueve una inconveniente erotización de los niños en el marco de una competencia.

Esta forma de utilización de los chicos con fines lucrativos presentándolos como adultos en miniatura, bailando ritmos sensuales o copiando actitudes seductoras lamentablemente no es la primera vez que se da en la televisión argentina y exige que se tomen las medidas necesarias para poner fin a las violaciones de los derechos de chicos y chicas que representa.

La desvalorización que hay detrás de la presentación de los niños en el programa se corresponde con una imagen de infancia, promovida desde los medios, que concibe a los chicos como objetos y los expone así a diversas situaciones de violencia.

Creemos que además de las acciones demandadas para poner fin a las violaciones de los derechos en este caso particular, es necesario trabajar para que los medios y la sociedad entiendan que los niños son sujetos portadores de derechos que deben ser respetados, que son vulnerables a lo que los medios dicen sobre ellos y a las imágenes que sobre ellos construyen, y que deben ser protegidos contra cualquier forma de violencia, incluida aquella que, como en este caso, ejercen los medios de comunicación.

CASACIDN – 02 de Junio de 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>