«No podemos aceptar que Grassi no vaya a prisión”

“No podemos aceptar que no vaya a prisión después de una condena en dos instancias”, dijo Nora Schulman, directora ejecutiva del CASACIDN, y que fue querellante en el juicio que condenó a Grassi en 2008, por abuso sexual y corrupción de menores.

El abogado Juan Pablo Gallego dijo que “la condena validó la acusación que me tocó encabezar, que sostuvo durante ocho años que Grassi era un peligroso pedófilo, pero vamos a pedir a la Suprema Corte de Justicia bonaerense que vaya preso”.

Si bien el fallo robustece la condena de primera instancia, no fundamenta por qué el cura queda en libertad. “Casación plantea que no es competente en este punto y alude al artículo 8 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos que dice que ´una persona imputada de delitos tiene derecho a agotar todas las instancias para recurrir su condena´”, expresó Gallego.

El Doctor Jorge Calcagno sostiene que “es valido que puede agotar todas las instancias en referencia a la condena, pero eso no quita que cumpla prisión. El fallo incurre en un error jurídico porque cuando Casación confirma una pena, inmediatamente ordena la detención del condenado”.

Gallego puso como ejemplo el caso Carrascosa, viudo de María Marta García Belsunce, y sostuvo que es atípico que cuando Casación confirma una sentencia, no ordene la detención inmediata.

“Si no fuera un cura poderoso ya esta estaría preso, como fue el caso del sacerdote Héctor Pared que fue llevado a juicio y condenado en un plazo de 6 meses y murió poco tiempo después en prisión”, aseguró Schulman.

Fuente: CASACIDN – 15 de septiembre de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>