Una campaña por los niños indígenas

Informe: Mariana Seghezzo.

“No dejemos que dejen de existir para saber que existen.” Sobre un fondo negro y con los rostros de dos niños humahuacas completamente iluminados, la pieza gráfica de Unicef sintetiza la intención de la campaña por los derechos de la niñez y la adolescencia indígena. Porque, según Ravalli, “todas las herramientas comunicativas utilizadas se enmarcaron a partir de la importancia de la movilización social como estrategia de lucha de los pueblos”.

Un spot televisivo y otro radial, varios afiches y banners en la vía pública y distintas acciones locales en comunidades kollas para transmitir vía web “son un llamado a la sensibilidad y al compromiso de todas las personas frente a una situación poco visible”, dijo ayer y en conferencia de prensa Andrés Franco, representante local de Unicef. Ricardo Vargas es un ejemplo de “la necesidad de reducir la indiferencia” sobre los pueblos originarios. Pese a su blanco nombre, Ricardo es miembro de la comunidad indígena de Bajo Rodeo. Como vive sobre la montaña –junto a otras ocho familias–, debe caminar todos los días seis horas para poder asistir a la escuela.

“La importancia de la tierra, de la Pachamama, es fundamental para la vida, la libertad y la dignidad de los kollas –explicó Ravalli–. Por eso, se trabajó en la campaña sobre la analogía entre el medio ambiente y los chicos indígenas.” También y a partir de un proceso de construcción conjunta, los miembros de la ONG infantil y los integrantes de la comunidad jujeña produjeron los relatos sobre “el recurso de la ecología porque es un tema clave para la sociedad actual”.

En la campaña televisiva, los niños representan diferentes escenas naturales. Siempre bajo el recurso de las letras, un cartel circular sostenido por un mismo pequeño relata una situación medioambiental desastrosa. Primero, “Los bosques están en crisis por la deforestación”, después “Los glaciares podrían desaparecer por el cambio climático” y, más tarde, “La extinción de la ballena azul es casi irreversible”. Por último, con la voz en off del actor Gastón Pauls y acompañado por imágenes de Bajo Rodeo, la narración se enfoca en la problemática de la indiferencia social: “Ignorar los derechos de los niños, niñas y adolescentes indígenas contribuya a su exclusión. Hagamos que sus derechos se cumplan”.

Porque, según Franco, “las políticas públicas inclusivas y la voluntad ciudadana son factores esenciales para priorizar a la niñez y la adolescencia indígena”, concluyó el hombre de Unicef.

Fuente: Página 12 – Sociedad (18/09/2009)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>